Comunicado oficialdel Sestao River respecto a los incidentes del partido de Liga Vasca Cadete

Comunicado oficial del Sestao River respecto a los incidentes del partido de Liga Vasca Cadete

El Sestao River Club quiere mostrar su malestar por el tratamiento informativo y la parcialidad que varios medios de comunicación han dado, con respecto a los acontecimientos que se produjeron durante la celebración del encuentro entre los clubes del KOSTKAS MARIAREN BIHOTZA, equipo ubicado en Donostia, y el SESTAO RIVER CLUB, en el partido perteneciente al Campeonato de Liga Vasca Cadete, correspondiente a la jornada 22 celebrado el 4 de febrero en el  campo de Matigoxotegi.

A continuación detallamos algunos de los aspectos en los que estos medios de comunicación se han alejado mucho de la realidad:

  1. ) "Un jugador visitante dio un puñetazo a otro local... Dados los incidentes, se alertó a la Ertzaintza, ante la que el padre del jugador agredido denunció al agresor".
    En esta frase, el medio omite que también se produjo una agresión de un jugador del Kostkas, con posterior denuncia interpuesta por el jugador del Sestao
  2. ) "Cuando Ekain puso el balón sobre el punto de lanzamiento, el portero le dio una patada, por lo que fue expulsado"
    Aquí se omite el agarrón  y empujón que, previamente, el jugador del Kotskas realizó sobre nuestro portero, provocando la, por otra parte injustificada patada de este.
  3. ) "La trifulca  pasó a otra dimensión, y un jugador visitante dio un puñetazo a otro local"
    De nuevo no se refleja que, en esta acción, el injustificado puñetazo del jugador visitante viene precedido de otro que lanza un jugador del Kostkas a un futbolista del Sestao, dejándolo medio inconsciente y siendo esta acción la denunciada ante la Ertzaintza.
  4. ) "Varios padres del Sestao descienden de la grada hacia el campo, y simpatizantes rivales tratan de frenarles"
    Dicha afirmación es falsa, puesto que los primeros que bajan al terreno de juego insultando y amenazando a nuestros jugadores y cuerpo técnico son el entrenador y el delegado local, los cuales estaban expulsados en la grada desde el 0-1 visitante. Además, no aceptamos la versión de que los padres de nuestros jugadores son los únicos culpables de la invasión de campo. En esos momentos, nuestros jugadores temieron por su integridad al encontrarse en clara minoría, viéndose obligados a retirarse a una esquina del campo, con la única ayuda del trabajador del ambigú.

 

Nuestra versión de los hechos es la siguiente:

El partido transcurria tranquilo hasta el minuto 73, momento en el que el SESTAO RIVER se adelanta en el marcador 0-1; esto lleva consigo las protestas, faltas de respeto e insultos por parte de miembros del cuerpo técnico del KOSTKAS, que acarrea las expulsiones del entrenador y del delegado. No suficiente con ello, ambos prosiguen en la grada con sus insultos y gestos despectivos hacia el Sestaoo, calentando el ambiente, hasta entonces tranquilo.

En el minuto 79 de partido, el colegiado decide pitar un penalti que conlleva protestas por parte de algunos jugadores del SESTAO RIVER , de su entrenador y de su delegado, respetando en todo momento al colegiado del encuentro, pero lógicas debido a la duda que tiene la acción señalada. Seguidamente, se produce un agarrón y empujón de un jugador del KOSTKAS al portero del SESTAO RIVER, al que el jugador visitante responde con una rechazable patada a la pierna. En ese momento, varios jugadores del equipo local intentan agredir al portero visitante con lo que se acarrea el conflicto tumultuoso y parte del público ingresa en el terreno de juego, con lo que el arbitro decreta "suspender definitivamente el encuentro"

El Sestao no pretende justificar, ni aprueba los incidentes acaecidos, y por ese motivo, va a tomar medidas de carácter interno para que no se vuelvan a repetir, reprobando y castigando a los implicados, pero queremos dejar bien claro que no vamos a permitir que se manche nuestra imagen: somos un club con más de cien años de historia, donde siempre hemos primado los valores humanos, bajo el amparo del "fair play", por lo que nadie puede poner en tela de juicio nuestra trayectoria e historia.

Somos los primeros en condenar este tipo de incidentes que nunca se deben dar en un terreno de juego, pero exigimos el cumplimiento de la justicia deportiva por igual en ambas partes y que se contemplen los antecedentes de ambos clubes para el total esclarecimiento de lo ocurrido, y seremos los primeros en depurar internamente, como queda reflejado anteriormente, nuestras responsabilidades con aquellos que hayan "manchado" nuestro escudo y nuestra historia